ACERO GALVANISADO

El galvanisado es una de las técnicas màs efectivas para proteger el acero de la corrosiòn. El revestimiento de cinc realiza, sobre el acero, una funciòn doble: forma una barrera que lo aisla de los agentes atmosféricos (efecto barrera), y lo protege por acciòn electroquìmica (protecciòn catodica) ya que el cinc es màs electronegativo que el hierro.
El galvanisado se puede realizar en aceria, por via electrolitica o bien en caliente.

El galvanisado electrolitico se obtiene sumergiendo las chapas, previamente decapadas, en baño que contienen soluciones de sales di cinc recorridos por corriente eléctrica: la deposicion del cinc en las chapas ocurre por electrolisis. El tratamiento se realiza en frio y eso permite el revestimiento de chapas incluso muy delgadas sin deformarlas, o bien de chapas con orificios de diametro pequeño sin peligro de taparlos.

El galvanisado en caliente se realiza para inmersion en un baño de cinc fundido (simbolo Z) o bien en un baño de aleacion cinc-hierro (simbolo ZF). Este revestimiento ofrece, con respecto al galvanizado electrolitico, la doble ventaja de ser mécanicamente muy resistente y de tener un espesor considerable, y asì su resistencia a la oxidaciòn en ambiente externo resulta elevada.

Las chapas perforadas producidas a partir de estos laminados, galvanisados antes de la perforacion, estàn libres del revestimiento a lo largo de las paredes de los orificios y a lo largo de los lados externos cizillados. En esta zonas no protegidas, de cualquier forma la corrosion resulta parcialmente inhibida por acciòn electroquimica. Durante la perforaciòn, el cinc ademàs es arrastrado parcialmente por los punzones durante su carrera de bajada, y adhiere parcialmente en las paredes de los orificios, contribuyendo a aumentar la resistencia a la corrosiòn de estas partes descubiertas.

En la producciòn de chapas perforadas se utiliza normalmente la calidad DX51D+Z, idònea para el doblado y el perfilado; las otras calidades, para moldeado, se utilizan a peticiòn de los interesados.

Las chapas perforadas galvanizadas se utilizan para innumerables aplicaciones, tanto civiles como industriales. Entre los más típicos se encuentran las pasarelas, pasarelas, escalones y guardias de seguridad. De particular interés es el Aderstop® de Schiavetti que, en la versión galvanizada en caliente, se utiliza para la construcción de escalones y pasarelas antideslizantes en el sector naval e industrial, gracias a su particular antideslizante, drenante, a prueba de talones y diseño anti-pánico.

Otras aplicaciones son: protección de maquinaria (carcasas protectoras), separaciones industriales y tamices, aislamiento acústico (barreras fonoabsorbentes), climatización, salidas de aire, rejillas, filtros industriales, interior de secadoras, cestas, vallas, cubiertas de radiadores, protecciones para chimeneas y estufas.

 

 

Otros Articulos

Deja una respuesta

Call Now Button